Recetas con brócoli, el gran desconocido

Pues sí, hoy os quiero dar algunas ideas para que os animéis a probar recetas con brócoli, un producto con muchas cualidades y que no es muy habitual en la dieta habitual de muchos españoles.
Rico, muy versátil y más saludable, podemos tomarlo crudo en ensalada, cocido o al vapor, solo o acompañado de otras verduras, aunque como a mí me gusta más en aldente, salteado con un poco de aceite, cebollita y salsa de soja. Probad también con un wok de brócoli, zanahoria, pimiento rojo y cebolleta. Ummmm….
Propiedades del brócoli, ahí van:
- Rico en calcio, hierro y otros minerales como zinc, magnesio y potasio
- Muy saciante, pocas calorías y con alto contenido en fibra
- Aporta vitaminas muy importantes: vitamina C y también vitamina A, E y B1

Y lo más novedoso: su contenido en compuestos fitoquímicos (sustancias presentes en los vegetales que contribuyen a prevenir enfermedades, como algunos tumores) han dado lugar a una investigación del grupo del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de CEBAS-CSIC, que colabora directamente con la asociación sin ánimo de lucro +Brócoli, para estudiar los diferentes tipos de cocinado y determinar los que mejor conserven los glucosinolatos y la vitamina C presente en esta hortaliza.

Así que ya sabes, desde Nutrimenta te hemos dado argumentos necesarios y recetas con brócoli, como las dos que tienes a continuación, para que se convierta en un alimento normal en tu alimentación